Skip to main content

¿Qué es la acupuntura y en qué puede ayudar?

A través del desarrollo del tiempo, en la medicina china tradicional surgió la disciplina de la acupuntura, una técnica (que con la ayuda de la inserción de pequeñas agujas en puntos concretos del cuerpo, ayuda a la persona a alcanzar la armonía energética, principio fundamental de esta ancestral terapia) que desarrolla la inserción de agujas especialmente creadas para ello, muy finas, en puntos estratégicos del cuerpo. Habitualmente se escoge para el alivio del dolor aunque también comprende una gran cantidad de usos para distintas enfermedades: digestivas, reumatológicas, fertilidad, estrés y otras dolencias.

En la medicina tradicional china se establece que los puntos de inserción donde alojar las agujas son como llaves de paso que ayudan a regular el flujo de energía del cuerpo, y es en ellos donde el acupunturista actúa. Para la visión de la Medicina China, el desajuste energético es el responsable de los problemas de salud, tanto físicos como emocionales. Actuando sobre estos puntos clave, pertenecientes a los meridianos que es como se llama a los canales por donde circula la energía, se consigue la armonización de la misma y como resultado la mejoría del proceso de salud por el que se ha consultado.

Bajo el punto de vista occidental, estos meridianos y puntos energéticos están demostrados científicamente y sus características eléctricas han sido estudiadas ampliamente.

Cómo elegir un/a acupunturista

Si estás considerando la posibilidad de la acupuntura, sigue los mismos pasos que seguirías para elegir a un médico:

Pide recomendaciones a personas de confianza, que tengan referencias de algún especialista o de centros donde se practique.

No dudes en solicitar al acupunturista una entrevista previa para tratar todos los puntos que te preocupen o de los que quieras informarte: las acreditaciones y la capacitación del acupunturista, por ejemplo. Dentro de esto, por ejemplo, la doctora Alférez te aportará la información que necesites para tu mayor tranquilidad.

También pregunta sobre tu tratamiento en tu caso, cómo se va a enfocar, las sesiones y lo que necesitas. No te quedes con ninguna duda.

¿En qué consiste?

Los puntos de acupuntura se encuentran distribuidos por todo el cuerpo. En ocasiones, los puntos adecuados están muy lejos del área de dolor, pero para llegar al punto en cuestión deben realizarse algunas aproximaciones previas que la acupunturista conoce.

Dependiendo de los lugares concretos a tratar, te señalará los puntos y convenientemente puedes necesitar despejar el área de ropa para darle acceso.

La acupuntura se compone de tres momentos:

Inserción de las agujas: pero no temas, las agujas son tan finas que no suele sentirse nada en el momento de la inserción. Se usan entre 5 y 20 agujas, pero la cantidad puede variar en función del caso y la necesidad. Nunca hay dos casos iguales.

Manipulación de agujas: Las agujas pueden moverse o girar suavemente las agujas después de colocarlas, o aplicarles calor o impulsos eléctricos leves, en función de lo que considere la acupunturista o el caso en concreto.

Extracción de agujas. En la mayoría de los casos, las agujas permanecen en el lugar durante 10 a 20 minutos mientras estás recostado y te relajas. Generalmente, no se sienten molestias cuando se extraen las agujas.

En próximos post hablaremos de preguntas frecuentes sobre la acupuntura.